El pez guppy, también conocido como pez millón o lebistes (Poecilia reticulata) es una especie originaria de América del Sur, pero que actualmente es posible encontrar en todos los rincones del mundo, debido a la facilidad de sus cuidados, que lo convierten en un pez muy popular entre los aficionados a la acuarofilia.

No obstante, la reproducción del pez guppy suele ser algo complicada, especialmente entre personas con poca experiencia en esta especie, o cuando se lleva a cabo de forma inadecuada. Descubre a continuación cómo criar peces guppy de forma responsable y adecuada.

¿Cómo se aparea el pez guppy?

El guppy es muy popular, no solo por los pocos cuidados que requiere, sino también por la facilidad que tiene a la hora de reproducirse. Sin embargo, esto también representa un inconveniente y una de las principales causas de la cría irresponsable: tienen tendencia a la sobrepoblación. Para que esto no te ocurra a ti, es necesario conocer las características del ritual de apareamiento.

El guppy es un animal ovovivíparo, esto quiere decir que, contrario a la mayoría de los peces, no desova los huevos, sino que la hembra los madura en su interior hasta que nacen los alevines. Durante el apareamiento, el macho persigue y hostiga a la hembra, quien se oculta de él entre las plantas y objetos del acuario. Cuando le permite acercarse, o ella está distraída, el macho inserta su aleta anal, con lo cual libera el esperma. Se trata de una acción rápida, que frecuentemente pasa desapercibida por los humanos.

La hembra almacena el esperma; en promedio, durante el celo ovulará cada tres días, por lo que puede utilizar el mismo esperma días después del almacenamiento. Una vez fecundada, la gestación dura entre veintiocho y treinta y un días.

¿Cómo saber si mi guppy hembra está embarazada?

Aunque no hayas podido observar el ritual de apareamiento, si tu guppy hembra está embarazada notarás algunos signos concretos. También puede ocurrir si alguien te ha ofrecido este pez en adopción sin saber que estaba embarazada. En cualquier caso, necesitas saber si está o no en proceso de gestación para tomar las medidas y cuidados necesarios.

Uno de los principales signos de una guppy embarazada es que engordan visiblemente con el paso de las semanas. Cuando la guppy está preñada de huevecillos, notarás una mancha oscura en su abdomen, que recibe el nombre de “punto grávido”; este punto se oscurece cuando los huevos son fecundados.

Además, muchas hembras pierden el apetito y se muestran nerviosas e inquietas; también es común que se froten contra los objetos del acuario, como las plantas y el cristal mismo del tanque.

Durante esta etapa conviene evitar el estrés a la futura madre, pues de lo contrario podría producirse un aborto espontáneo. Evita golpear las paredes del acuario y asegúrate de separar a los peces compatibles con el pez guppy que comparten acuario con ella, especialmente si muestran actitudes hostiles.

¿Cómo saber si mi guppy va a parir?

Aunque el parto es sencillo y poco riesgoso para la madre y los alevines, si hay otros peces alrededor pueden devorar a los recién nacidos, ahí reside la importancia de detectar de forma pronta cando la hembra comienza el trabajo de parto. La gestación dura alrededor de 28 días, no importa si desconoces la fecha del apareamiento o no te diste cuenta de cuándo ocurrió, saber que la hembra va a parir no es difícil.

En primer lugar, en los días previos, notarás su abdomen más hinchado aún, perdiendo su forma redonda para volverse un poco cuadrado. El punto de gravidez, que ha ido oscureciéndose durante la espera, se verá más grande. También se apreciarán muchos puntos negros de diminuto tamaño, que no son otra cosa sino los ojos de los alevines que están por nacer.

Otros signos son la inapetencia e incluso devolver la comida, además de un comportamiento nervioso. Las contracciones, descritas como pequeños temblores en el cuerpo de la hembra, son normales durante el alumbramiento. Ver a una guppy hembra pariendo es, sin lugar a dudas, un proceso único.

Si la hembra se encuentra en un acuario, ya sea en compañía de peces de su especie o de compañeros distintos, es preferible moverla a un acuario de cría cuando percibas que falta poco para el parto, de esta forma evitas que los recién nacidos sean comida de los demás.

Las camadas son grandes, de hasta un centenar de individuos, y la hembra puede tardar hasta tres días en parirlos a todos. No olvides que, al ser ovíparos, lo que la hembra pare no son huevos, sino alevines ya vivos e independientes. Una vez nacidos, devuelve a la hembra al acuario comunitario y conserva a los alevines en el de cría, pues su propia madre es capaz de devorarlos.

¿Cómo cuidar alevines de guppy?

Desde el momento en que nacen, los alevines son completamente independientes, por lo que ocuparte de sus cuidados no será difícil. Pasados tres meses adquieren la madurez completa, antes de este tiempo es aconsejable que permanezcan en el acuario de cría.

Mantén el agua a una temperatura de 25 grados centígrados y cámbiala semanalmente durante el período de crecimiento con sumo cuidado. Añade abundantes plantas, así como un filtro de esponja con protección para que no succione a los alevines.

Alimenta a las crías entre dos y tres veces por día, con comida especialmente triturada para ellos. Al igual que con el guppy adulto, los alevines necesitan que el alimento sea depositado en la superficie del agua para poder alcanzarlo con sus bocas, que se encuentra en la parte de arriba. Lo recomendable es utilizar artemias y pequeños gusanos, así como hojuelas.

Retira a los peces enfermos o muertos del tanque en cuanto los detectes, para evitar que se infecten los demás.

Creado por VCKreativo

Abrir chat
1
¿Necesitas Ayuda?
Hola
¿En qué podemos ayudarte?